Connect with us

Sur

Se incrementan las enfermedades crónicas en México

Published

on

 

Mazatlán, Sinaloa. En el marco del  V Congreso Internacional de Simulación el secretario de Salud, José Narro Robles, impartió una conferencia magistral sobre “Los desafíos de la educación médica en la era de la complejidad”.

Al interrogarse a sí mismo, cómo estamos en materia de salud en México, respondió que si se compara lo que ha venido pasando en los últimos años, la salud en el país ha mejorado, y argumentó que así lo indica el aumento en el promedio de esperanza de vida, el decrecimiento de los datos de mortalidad infantil, así como otro indicador muy sensible como es la muerte materna, también a la baja.

Narro Robles además agregó que los últimos 35 años las enfermedades infecciosas y parasitarias han disminuido en más de 85 por ciento, pero en contraparte se han incrementado las enfermedades crónicas, en especial la diabetes, que se ha multiplicado en cuatro veces y el número de defunciones relacionadas con la misma más de siete veces.

El secretario de Salud explicó que estos padecimientos crónicos tienen una relación directa con el aumento en la esperanza de vida, pues cuando una persona vive más años pero no hace cambios en su estilo de vida y en su alimentación, pueden presentarse estas enfermedades crónicas degenerativas.

“Recientemente en la asamblea de la Organización Mundial de la Salud en mayo en Ginebra, yo pude hacer una referencia a lo que considero que son los cuatro jinetes del Apocalipsis del mundo moderno para la salud. Primero el tabaco, el arma de destrucción masiva más importante que haya desarrollado el ser humano y el que más vidas ha costado en el mundo y México no es la excepción. Segundo jinete, el alcohol. Tercero, la dieta no saludable y, cuarto, la falta de actividad física. Ahí está parte del origen junto con una genética, junto con una biología que en algunos lugares hace sensible a la población a la diabetes, a otras enfermedades cardiovasculares”, explicó.

Por ello, concluyó que por más recursos públicos que se inviertan en infraestructura médica, en la creación de más hospitales, si no se previenen estas enfermedades, si no se fomentan buenos hábitos, pues el problema seguirá persistiendo.

“La prevención está en cada uno de nosotros, en cuidar lo que comemos, lo que bebemos, la actividad física que desarrollamos y evitar hábitos que son nocivos para la salud”, finalizó.

 

Lo más popular